Dólar a $40: cómo impacta una nueva tormenta cambiaria

El país vivió una nueva tormenta cambiaria y, por segundo día consecutivo, la cotización del dólar se elevó fuertemente, al punto de tocar un record superior a los 40 pesos.

La divisa norteamericana parece no tener techo y esto podría avivar la llama de la inflación, que viene impactando en la economía del día a día.

En apenas una hora, la divisa estadounidense se disparó cuatro pesos al comienzo de la jornada, aunque según el Banco Nación se estaba vendiendo a un promedio de 37,40 pesos. Fuera de control, tuvo picos de 41 y hasta 42 pesos en algunas casas de cambio. Luego se estabilizó en una suba de 4,98 pesos con relación al último cierre y se ofrecía a un promedio de 39,38 pesos para la venta.

Con el dólar que roza los $ 40, quienes miran de reojo las pizarras son principalmente quienes concretaron un crédito UVA. Ellos deberán aguardar cómo impactará este salto del dólar en la inflación ya que la cuota de los préstamos está atada al índice de precios al consumidor, que ya estiman en un 4%.

Otro de los rubros que se verán afectados en el corto plazo serán los viajes, principalmente con los vuelos al exterior. En la tarifa final de los boletos se cotiza en dólares (se pagan en pesos) las tasas aeroportuarias si se trata de un viaje internacional, como así también en algunos vuelos regionales.

Quienes hayan realizado gastos en el exterior con su tarjeta de crédito en las últimas semanas deberán cruzar los dedos para que la divisa norteamericana no suba más a la hora del cierre del plástico.

Servicios como Spotify y Netflix también se verán afectados en el corto plazo por la suba del dólar. Si bien desde el año pasado ambos servicios de streaming se cobran en pesos para los nuevos clientes, no son pocos los que aún tienen la tarifa dolarizada. Lo mismo ocurrirá con las aplicaciones para celulares, especialmente para los usuarios de iPhone.

Más allá de estos impactos de plazo inmediato, las consecuencias de esta tormenta teñida de verde se trasladarán en los próximos días a las góndolas del supermercado, el pan y en los combustibles, que vienen de sufrir tres subas en apenas dos semanas.

En consecuencia, el Banco Central anunció esta mañana un aumento de la tasa de política monetaria al 60%, «al menos hasta diciembre», e incrementó en cinco puntos porcentuales los encajes, integrables con pesos, Letras de Liquidez (LELIQ) o Notas del Banco Central (NOBAC).

La decisión se tomó «en respuesta a la coyuntura cambiaria actual y ante el riesgo de que implique un mayor impacto sobre la inflación doméstica», indicó la autoridad monetaria.

Adicionalmente, el Banco Central decidió elevar en 5 puntos porcentuales los encajes para todos los depósitos en pesos, tanto a la vista como a plazo para las entidades financieras comprendidas en el «Grupo A», a partir del 1 de septiembre próximo.

El daño colateral es el impacto en el crédito; financiarse en pesos será más costoso, escenario que complicará la economía de inversión productiva y de consumo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *