El transporte público comenzó sus recorridos dentro de Nordelta

Dos unidades de la línea de colectivos 723 comenzaron a circular este lunes en Tigre para unir las avenidas internas de Nordelta con las estaciones de tren de Benavídez y General Pacheco.

La medida fue aprobada por el Concejo Deliberante del distrito en diciembre del año pasado.

El recorrido comienza en la estación de tren de General Pacheco, ingresa a Nordelta y recorre Avenida de Los Lagos, Avenida del Golf y Avenida de los Fundadores para luego finalizar en la estación de Benavídez. Luego, de la misma forma, el trayecto se realiza hacia la estación de tren de General Pacheco.

“Se dio cumplimiento a aquella ordenanza que aprobamos en diciembre del año pasado y que tenía un plazo de 90 días para reglamentarse para que la línea 723 pudiera entrar a Nordelta. Hoy se pudo hacer el primer ingreso con un servicio que va a tener dos frecuencias durante el día, con dos unidades bien equipadas para que puedan viajar los vecinos; y hacer realidad la intención del intendente Julio Zamora de que puedan ingresar sin ningún tipo de restricción”, expresó el concejal de Tigre, Rodrigo Molinos.

Y agregó: “Muchos trabajadores se encontraban con algunas situaciones de segregación. Por eso, creemos que es un paso importante para que nuestras comunidades puedan estar cada vez más relacionadas, con un Tigre integrado sin ningún tipo de barreras y con un camino abierto para todos los habitantes”.

Los colectivos cuentan con aire acondicionado y acceden con Tag (un dispositivo que permitirá un rápido ingreso y egreso de los vehículos). Prestarán servicio en dos franjas horarias de lunes a viernes. Por la mañana de 6.30 a 8.30 hs; y por la tarde de 16 a 18 hs.

“Creemos que va a ser un antes y un después en el transporte público a Nordelta. Los usuarios van a poder utilizar la SUBE, pagando la tarifa mínima. Tenemos muchas expectativas”, destacó el subsecretario de Tránsito y Transporte de ese municipio, Oscar Scotto.

El servicio ayudará a la conectividad en los horarios de mayor tráfico que coinciden con los horarios de ingreso y egreso de proveedores, así como también con los horarios de colegio.

La medida dividió a la comunidad de Nordelta en medio de una fuerte polémica que comenzó cuando trabajadoras domésticas de ese emprendimiento realizaron una protesta y denunciaron discriminación por parte del servicio de transporte privado Mary Go.

A partir de allí se impulsó el ingreso del colectivo público, cuestión que repartió opiniones. Muchos habitantes se manifestaron en contra, aduciendo cuestiones de contaminación ambiental y seguridad, e incluso realizaron marchas en repudio. Hasta lo hicieron en la sesión del HCD donde se trató el tema. En la otra vereda, residentes del complejo aceptaron la idea, del mismo modo que los desarrolladores de Nordelta S.A., que apoyaron el acceso del transporte público por la Avenida Troncal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *