Nuevos detalles del BMW i5

La marca alemana amplía sus conceptos en vehículos con propulsión eléctrica.

La familia eléctrica de BMW crecerá con la llegada del BMW i5, que se posicionará como una opción más espaciosa y familiar y que se presenta como un rival para el Tesla Model S.

Bajo el código F18 PHEV, estará basado en la próxima generación del BMW Serie 5, aunque con especificaciones exclusivas para dar cobijo a las baterías.

Si tenemos en cuenta los planes de la marca desvelados por Autobild en Alemania, el futuro rival del Tesla Model podría ser un modelo cien por cien eléctrico y no una versión híbrida enchufable como se habló en un principio. Al parecer, contará con un propulsor eléctrico de 165 kW (225 CV), asociado a unas baterías de 75 kWh que serían las encargadas de dar vida al coche durante unos 400 km.

No obstante, la marca bávara podría ofrecer, como ya ocurre con el BMW i3 ‘range extender’, una versión de autonomía extendida, en el que utilizarían un motor de combustión de cuatro cilindros. Lo que no está claro es que si este motor se encargaría únicamente de cargar las baterías (como ocurre en el i3) o si bien, funcionaría como un híbrido enchufable tradicional. Los alemanes apuestan por esta última opción, ofreciendo una potencia conjunta de unos 400 CV.

Otra de las dudas que ofrece este proyecto es su carrocería y su diseño. Algunas fuentes apuntan a que contaría con un tamaño similar al de un BMW Serie 3, pero más largo (para albergar las baterías) y más alto (para mejorar la habitabilidad interior). Pero a juzar por el resto de productos de la familia BMW i, el diseño parece que será tremendamente atrevido y contaría incluso con elementos como las puertas de apertura vertical tipo mariposa y ya vistas en el i8. La fibra de carbono será protagonista una vez más.

Harald Krueger, presidente de BMW, ha admitido en una entrevista que hay espacio en la alineación para un nuevo modelo híbrido, el cual se situaría entre el i3 y el i8 y presentaría una carrocería familiar. Para Krueger la llegada de este nuevo modelo tendría sentido, aunque no entró en detalles específicos.

Sin embargo, fuentes cercanas a la marca bávara indican que éste tendrá la forma de la futura berlina i5 orientada a la familia, mientras que está programado para que llegue a la línea de montaje de Leipzig en 2019.

BMW ha registrado todos los nombres desde i1 hasta i8, lo que denota su clara intención de ampliar la familia. Por otro, el éxito que está cosechando el nuevo BMW i3 anima a seguir explorando la fórmula. Y, por último, al tener ya construido un modelo, los costes de desarrollo de un futuro BMW i5 serán bastante contenidos.

Los planes de la marca bávara es lanzar este modelo al mercado, como muy tarde, en el año 2019, aunque es posible que mucho antes, quizás incluso en el Salón de Frankfurt 2015, podamos ver alguna pista estética en forma de concept car. Si recordamos el desarrollo del BMW i3 y del BMW i8, ambos fueron largos y sus formas se conocieron años antes de su comercialización, por lo que es de esperar que podamos tener más pistas en los próximos meses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *