Las termoeléctricas de Pilar siguen generando denuncias

Vecinos de las localidades de Villa Rosa y Matheu, en Pilar y Escobar, continúan denunciando que se ponen en marcha las centrales termoeléctricas instaladas recientemente en la zona, aún cuando no cuentan con habilitación definitiva y se hallan bajo un litigio judicial.

Los frentistas que viven en los barrios cercanos mostraron videos en redes sociales donde dan cuenta de que, el 1º de enero, al menos una de las industrias encendió sus turbinas por varias horas generando ruidos ensordecedores e incluso temblores en la tierra.

«No tienen habilitaciones, o sea es ilegal que funcione. El OPDS niega recibir las denuncias de los vecinos y continua sin otorgar números de referencias», acusó Érica Hahn, referente de la Organización de Ambientalistas Autoconvocados, la entidad que está al frente de las denuncias por las termoeléctricas.

Organizados en un reclamo judicial, los vecinos realizaron en el verano pasado una presentación ante el Juzgado Federal de Campana, con resolución favorable en primera instancia, aunque el fallo fue apelado y llegó a la Corte Suprema de la Nación. «Los vecinos estamos esperando una resolución de la Corte que esperamos sea favorable. LAs termoeléctricas se instalaron ‘de prepo’ en zona urbana, a posteriori vergonzosamente se modificó las normas para justificarlas, nunca hubo audiencia pública ni nada», cuestionó Gustavo Madeira, representante legal de los autoconvocados.

Por su parte, desde el OPDS afirmaron en una nota a los vecinos que «se realizaron dos inspecciones y que en una de ellas las centrales no estaban funcionando, mientras que en la otra se encontraban realizando pruebas, lo que no era un funcionamiento permanente».

Además, anticiparon que se estudia disponer un puesto de monitoreo permanente en la zona de las termoeléctricas para controlar con más puntualidad el respeto por las normas ambientales y fiscalizar a las plantas generadoras en pleno funcionamiento.

En tanto, desde la firma APR Energy comunicaron que se pondrá en marcha un plan ambiental para la central eléctrica Matheu II, que incluye la creación de una barrera forestal con más de 900 árboles, para reducir el impacto visual y sonoro.

 

El video de la denuncia:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *