En Pilar juntan firmas contra una ordenanza que legaliza el cableado aéreo

Comerciantes y vecinos de Pilar iniciaron una campaña de recolección de firmas para solicitar al Municipio de esa ciudad que no aplique y derogue una ordenanza que habilita realizar el tendido aéreo de los cables de servicios públicos.

La ordenanza fue impulsada por el propio Municipio local, y aprobada por mayoría en el Concejo Deliberante. La normativa también impone a las empresas la presentación de un plan de soterramiento de cableado ya existente en las zonas céntricas, mientras que en los barrios da libertades para cablear por aire.

En Pilar, el cableado aéreo estuvo prohibido desde hace más de 18 años, aunque la legislación no se cumplió; la mayoría de las extensiones de servicios por parte de empresas ya existentes -caso Edenor- se siguieron realizando por fuera de esas normas, siempre con postes y cables a la vista. Mientras que compañías de telecomunicaciones se rehusaron a tender nuevas redes cumpliendo la obligación de cablear soterradamente, postergando a amplias zonas del distrito de tener teléfono, cable o Internet. Los argumentos esgrimidos a favor de la legalización del cableado se sostuvieron en este escenario.

No obstante, en zonas céntricas y especialmente en el casco urbano y comercial de Pilar, la situación derivó en lo que se llamó la «selva de cables», una maraña de tendido presente en el espacio aéreo de cada cuadra, altamente desagradable a la vista. Además, la presencia de cableado aéreo sostenido en postes de madera suele ser causal de problemas con cada tormenta fuerte, sobre todo en los barrios: árboles o ramas caen sobre los cables, arrancan los postes y terminan cayendo sobre las calles, cortando el tránsito; y también dejando sin servicio a miles de usuarios.

Ante esta situación, una de las principales oposiciones llegó desde la Sociedad de Comerciantes e Industriales de Pilar (SCIPA), que incluso dio inicio a una campaña de recolección de firmas para reclamar la derogación de la ordenanza que legalizó el cableado aéreo. En la plataforma Change.org, la iniciativa ya cosechó más de 500 adhesiones  en pocas horas.

“SCIPA pretende con estos datos puramente estadísticos, que las autoridades revean las consecuencias de una medida que afecta a todo el Distrito. Muchos dicen que solamente el afectado es el centro de la localidad, pero nadie puede desconocer que ante un temporal cae un poste y transcurren días sin luz en dondelos perjudicados son desde los barrios de la localidad, hasta barrios cerrados, countries, centros comerciales y oficinasya que no poseen suministro de electricidad como tampoco de internet o cable” dijo Edit Dominguez Presidente de SCIPA.

“Pilar no puede encontrarse al margen de la época actual donde todo es tecnología y modernización. No podemos vivir como hace 50 años de manera retrógrada y primitiva.El cableado tiende a desaparecer en todas las ciudades, aún más cuando significa un peligro potencial para el transeúnte o los bienes de las personas.Entonces,¿Porqué en Pilar no obligan a las prestatarias de servicios a soterrar y, por el contrario, le otorgan un enorme plazo para así realizarlo?” sostuvo la dirigente.

Por su parte Santiago Piermarini, Vicepresidente primero de SCIPA sostuvo: “La derogación de la Ordenanza Municipal legalizando el cableado aéreo, tomando en cuenta la enorme cantidad de firmas que actualmente están estampadas en la petición pública a la que cualquiera tiene acceso y puede consultarla como también suscribirla, lejos se entendería como una decisión generadora de un costo político para el Gobierno Municipal o Concejales que la votaron en su oportunidad, sino todo lo contrario,veríamos que ante la realidad, las autoridades que nos representan poseen la iniciativa de retrotraer los efectos de una medida adversa para la localidad».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *