Marcas de la crisis: más de 1000 suspensiones en fábricas de Pilar y Tigre

Volkswagen confirmó la aplicación de suspensiones rotativas a lo largo de todo el año para cerca de 300 trabajadores de su planta de General Pacheco, en Tigre.

Según explicaron desde la firma el achicamiento, que equivale al 10% de su plantilla, forma parte del programa de adaptación de la línea de producción de la fábrica que finalizó la producción del Surán y arrancará con el Tarek.

El esquema de suspensiones rotativas implica mantener una reducción de 300 personas en el plantel de la planta, pero alternando a los operarios afectados, que percibirán sólo un 75% de su salario.

La medida se inscribe en la profunda crisis que atraviesa el sector. La producción de autos en el primer bimestre está en 32.662 unidades, lo que representa una caída interanual del 22,1%, informó InfoGEI.

Entre la caída de la producción y algunas paradas técnicas que realizaron las plantas, la industria automotriz trabajó apenas al 15,7% de su capacidad instalada en el primer mes del año.

Por su parte, se anunció que la fábrica de grifería FV, de Pilar, suspenderá rotativamente a más de 700 empleados, que cobrarán el 80 por ciento del sueldo y además recibirán bolsones de comida en compensación.

La medida afecta a cerca de la mitad del cuerpo de trabajadores de la industria, ubicada en Villa Rosa, quienes permanecen una semana en sus casas por cada tres que trabajan.

Se indicó que este sistema de suspensiones en la fábrica pilarense se mantendrá al menos hasta mayo de este año, con promesas de ser reevaluado a partir de la situación económica.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *